25 de enero de 2009

Reflexiones para una crisis sistémica

1. Estamos ante una crisis sistémica. ¿Qué es esto?. Sucede cuando el sistema en su conjunto entra en crisis, esto es, cuando el sistema colapsa por incapacidad, sobrepasamiento y/o por falta de instrumentos para resolver los problemas o desastres creados por su propia dinámica [un ejemplo de crisis sistémica podría ser cuando se gripa un motor porque se bloquean cilindros y pistones a causa de falta o mala calidad del aceite]. ¿De qué sistema hablamos?. Del sistema financiero-bancario vigente, la columna vertebral de un sistema globalizado aquejado también de otros problemas no menos graves: calentamiento global, guerras por el control de recursos naturales, hambrunas, etc. ¿Cómo emerge el problema?. Inicialmente como un crash financiero que comenzó con el estallido de una burbuja inmobiliaria-financiera [crédito fácil, crisis de las hipotecas subprime, derivados financieros tóxicos, bancarrota y rescate de entidades financieras para evitar el riesgo sistémico y consiguiente colapso financiero] y ha terminado por contagiar a la economía real, paralizándola [gripándola] creando a su paso un reguero de incertidumbre, deuda y desempleo masivos, desplome del consumo y subsiguiente déficit fiscal, falta de confianza y falta de expectativas. Pero no nos equivoquemos, esto se veía venir: «No hay modo de evitar el colapso final de un boom fundado en la expansión crediticia. La cuestión es sólo si la crisis llegará pronto, como resultado de la interrupción voluntaria de una ulterior expansión crediticia, o más tarde, como catástrofe final y total del sistema monetario en cuestión» (Ludwig von Mises). En esta situación lo más difícil es aceptar el diagnóstico evidente: estamos a las puertas de una Gran Depresión Global. El FMI pronostica la peor crisis global desde la II Guerra Mundial. El FMI augura que la crisis mundial será peor que las de 1974 y 1980. Como la Gran Depresión de 1929 que se prolongó durante toda la década de 1930, pero mucho más compleja por la actual interdependencia sistémica de la economía mundial [globalización]. Y no nos equivoquemos en la consecuencia inmediata: la acelerada destrucción del tejido económico es un hecho que va contra cualquier ilusión de su pronta recuperación de un día para otro. Desafortunadamente en un mundo entrópico es más fácil [y rápido] destruir que construir.

Conclusión: se acabó la fiesta. Reconocer y aceptar lo que pasa es lo primero sensato que cabe concluir. No negar la evidencia es el punto de partida. Todo lo demás es huir de la realidad, mirar para otro lado o lo que es peor desplazar la “patata caliente” a las generaciones futuras para no “sentir dolor” en la actual generación. Admitir más deuda [la receta convencional] pública o privada para “sufrir menos” hoy significa más sacrificios para nuestros hijos y nietos. Si el exceso de deuda y el “crecimiento a golpe de crédito” nos han llevado hasta aquí no parece muy sensato seguir recurriendo a más deuda, más crédito para resolver la crisis. Tendremos que aprender a sobrellevar nuestra propia carga contemporánea sin esperar a desplazarla hacia el futuro, como viene siendo la norma. Tendremos que aprender a resolver la crisis sin acudir a la vieja receta de aumentar la deuda. Ese es el mayor desafío sistémico al que está abocada nuestra generación.


2. ¿Existen “soluciones sistémicas” ante una crisis sistémica?. Por definición, una “solución sistémica” debe afectar a la totalidad del sistema, por tanto si el sistema entra en crisis la “solución sistémica” pasa necesariamente por cambiar el sistema en su conjunto, por evolución o por revolución del modelo ideológico-cultural-económico y energético-tecnológico-industrial subyacentes. Alternativamente se pueden buscar puntos críticos del sistema donde hacer cambios locales [subsistemas] con la esperanza de que influyan en el sistema global [efecto palanca]. Un punto crítico es desde luego favorecer la inversión productiva generadora de innovación y riqueza frente a la perturbadora inversión especulativa creadora de burbujas que terminan explotando y contaminando a la economía real. Es el «return to the basics» que comienza a escucharse en los corrillos financieros. Otro punto crítico no menos importante es el de la transparencia: reconocer la verdad de lo que pasa antes que vender “optimismo analgésico” [echo de menos a líderes políticos que digan la verdad del sobreendeudamiento en que el se ha basado nuestro “boom económico” de estos años]. No sé si a puerta cerrada en la cumbre de Washington del pasado 15-11-2008 se habló de evolución, de revolución o de puntos críticos, pero que es necesario un cambio sistémico no hay duda, lo pide hasta el FMI: El director del FMI pide 'solución sistémica' para crisis de los mercados. Es muy significativo que el FMI sea consciente de la inutilidad de las viejas recetas en el contexto actual. Urge un cambio sistémico, aunque la inercia de las viejas recetas sigue dictando la agenda. Los analistas no descartan que Trichet dirija los tipos de interés al 0%. El problema de estas viejas recetas es que están diseñadas para un tiempo en el que los niveles de saturación de deuda [pública y privada] y apalancamiento financiero [activos comprados a crédito] como los actuales eran inimaginables. A niveles reducidos de deuda pública y privada, si creamos déficit [más gastos que ingresos] temporalmente para salvar la situación, la vieja receta se ve bien pues parece que no duela. El problema surge cuando se pierde la perspectiva de que el único modo de estabilizar la deuda al nivel anterior es obtener superávit [más ingresos que gastos]. Así, convertido en adicto al déficit [público y privado] el sistema se dirige a una huída hacia adelante: cada vez necesita más dosis de déficit para sobrevivir. EE.UU., Reino Unido y España en la “Champions League” de los países que viven de prestado: World Account Balance. ¿Cómo se han solucionado todas las recesiones hasta ahora?. Con la vieja receta: aumentando la deuda total del sistema y promoviendo el crédito [Nota 1]. Pero, como decían nuestras abuelas “tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe”: agotada la capacidad de endeudamiento el sistema también entra en crisis de soluciones.

Conclusión: de nada sirve parchear un sistema en crisis [pregunta a un mecánico qué hay que hacer con un motor gripado]. Urge un cambio de modelo en varios frentes: cambio en el concepto de crecimiento [apostar por más desarrollo cualitativo antes que más crecimiento cuantitativo], cambio en el concepto de consumo de recursos naturales [apostar por la sostenibilidad y abandono progresivo de la dependencia del petróleo], cambio en los hábitos de consumo energético, alimentario y de transporte [apostar por la racionalidad y la eficiencia energética], cambio en definitiva en nuestra relación con el planeta del que como especie que la habitamos somos un subsistema cuya supervivencia última depende de delicados equilibrios del sistema mayor: el sistema Tierra. En palabras de Dennis y Donella Meadows [Más allá de los límites al crecimiento]: “Decir la verdad, establecer redes, reestablecer el respeto mutuo y crear visiones nuevas del propósito de nuestra especie sobre el planeta”. Todo un programa de acción para los próximos años.


3. Si estamos ante una crisis sistémica tenemos que admitir que lo que nos pasa no es coyuntural sino estructural, no tiene precedentes temporales cercanos y no es atajable con viejas recetas y manoseados manuales. «Los hombres prácticos, que se creen libres de cualquier influencia intelectual, son a menudo esclavos de algún economista difunto» (John Maynard Keynes). En un contexto tan incierto las previsiones de una pronta “vuelta a la normalidad” dejan de ser creíbles. Los modelos ideológico-económicos forjados para entender y resolver situaciones pretéritas no son adecuados para guiarnos en tiempos de crisis sistémica. La situación llega a ser tan excepcional que los gobernantes y consejeros económicos han optado por aplicar todas las medidas [“recetas precocinadas”] a la vez. Todo para que no se diga que no se hace nada. Una situación que me recuerda alguna secuencia de la serie Dr. House, cuando nuestro popular diagnosticador de ficción del imaginario Hospital Universitario de Princeton-Plainsboro opta por dar al enfermo cuyo mal ignora un cocktail de varios tratamientos esperando que alguno de ellos sane al paciente [sin considerar la interacción sistémica de los fármacos y sus impredecibles efectos secundarios cruzados, pero este es otro asunto]. Por eso no es extraño escuchar cosas como las que dice el ministro de Economía “no queda margen de maniobra”: un reconocimiento explícito a que aún aplicando toda la farmacopea conocida de medidas anti-crisis, el enfermo sigue teniendo fiebre. Probablemente la mayoría de políticos todavía no han entendido que estamos ante una crisis sistémica y que lo peor [en forma de crisis social y espiral deflacionaria] está por venir. Entrevista a Santiago Niño Becerra, catedrático de Estructura Económica de la Ramon Llull. Y en forma de colapso político ante la incapacidad de no entender el meollo de la situación La crisis acaba con la coalición de Gobierno en Islandia.

Conclusión: urge pues un cambio de paradigma en el modo de vivir y actuar en este planeta que nos acoge. ¿Y mientras tanto se cambia el paradigma, qué hacemos, cómo vivimos?. Considero que no hay “recetas” más allá de lo que podríamos denominar la aptitud para la supervivencia aplicando la máxima capacidad de adaptación e innovación. Una aptitud que no debería estar reñida con la actitud para la compasión y la solidaridad con los que la crisis deja atrás. Sobrevivir para perder la humanidad a cambio no es un buen negocio. Hacerse voluntario en los comedores sociales o en cualquier ONG que trabaje para el tercer o cuarto mundo puede ofrecer una perspectiva más amplia de la realidad de tu pertenencia a la raza humana y del potencial de fragilidad y generosidad humanas.


4. El “credit crunch” [contracción del crédito] consecuencia de la crisis financiera va a reducir significativamente la demanda [créditos al consumo] y la oferta [créditos a la inversión]. Es decir, el “credit crunch” desencadena un “budget crunch” [una contracción de los presupuestos económicos individuales y empresariales]. Entrevista a Nouriel Roubini, gurú del ‘credit crunch’. Un “credit crunch” que ya está aquí instalado en el lado de la oferta [monetaria] para tapar la enorme deuda externa contraída. Confemetal: ´Los bancos están tapando sus agujeros con las ayudas del Gobierno´. ´El huevo y la gallina, los banqueros y el dinero´. Artículo de Juan Torres López catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga sobre la contracción del crédito en España. En esa línea, los escasos recursos económicos del lado de la demanda irán destinados a lo necesario y lo que sobre a pagar deuda y en consecuencia huirán de lo superfluo o prescindible. El hotel Hilton de Valencia se declara en suspensión de pagos. Es cierto que si no se consume se contribuye a un mayor desempleo, pero también lo es que si aumenta el desempleo se reduce el consumo, señor ministro. Sebastián pide el consumo de productos españoles para evitar la destrucción de 120.000 empleos. Estamos ante el típico “círculo vicioso” que también conocemos los sistémicos y que de una vez por todas habrá que romper, pero resolviendo sus causas, no alargando su agonía con la receta de “más madera” [más deuda]. En este contexto no parece muy razonable que los agentes económicos [empresas y familias] aumenten su deuda para seguir “tirando del carro” de la demanda. La economía española entra en recesión por la caída del consumo. Es más apropiado por el contrario “tocar suelo” en lo que a endeudamiento se refiere antes que hacer más grande la “bola de nieve” de la deuda. El crédito al consumo cae un 44% en los últimos meses de 2008. Claro que siempre hay quien considera que al sistema le queda un último cartucho para resolver simultáneamente la contracción del crédito, del consumo y la inversión. Aunque el término académico para este último cartucho se llama expansión monetaria cuantitativa, tiene una imagen muy gráfica en una vieja metáfora de Milton Friedman recordada por el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, consiste en “arrojar muchos billetes desde un helicóptero”. La Fed se pone aspas de oro. Washington’s New Tack: Helping Home Buyers. En otras palabras, frente al “credit crunch” y el “budget crunch” siempre quedará regalar dinero para estimular el consumo y evitar el desplome de los activos. Lo que nadie puede garantizar es que efectivamente ese dinero fresco en circulación sirva para hacer rodar de nuevo el “círculo virtuoso” del consumo-producción-empleo. ¿Vuelve la trampa de la liquidez?. Quizá la gente, sensatamente, prefiera amortizar deuda o ahorrar antes que endeudarse más adquiriendo casas, coches o bienes de equipo. Como decía John Maynard Keynes «se puede llevar un caballo al agua, pero no obligarlo a beber». Zapatero devolverá ‘in extremis’ 400 euros a cada contribuyente para frenar el desplome del consumo.

Conclusión: a nivel macro es fácil quedar atrapado en el bucle de si fue antes el huevo o la gallina. Lo difícil es asumir el reto a nivel micro de adaptarse a las necesidades de la demanda. Así no te sorprendas si cae brutalmente la cifra de ventas, a lo mejor estás en el lado de la oferta superflua o prescindible en tiempos de crisis. Lo que funcionó antes, no tiene porqué funcionar ahora. Si te has quedado anticuado y no has invertido antes de la crisis en ajustar capacidad e innovar productos y procesos replantéate qué hacer en el contexto que viene: más de lo mismo puede ser inapropiado.


5. En realidad nadie sabe cuándo comenzará la recuperación económica. Están los ¿optimistas? que dicen que esta crisis tiene forma de “V”, caída suave, crecimiento nulo o negativo durante pocos meses y recuperación rápida. Están los ¿realistas? que afirman que esta crisis tiene forma de “U”, después de una caída algo brusca, crecimiento nulo o negativo durante uno o dos ejercicios y luego fuerte recuperación. Por último están los ¿pesimistas? que avisan que esta crisis tiene forma de “L”, desplome en vertical y crecimiento nulo o negativo por muchísimo tiempo (¿una década?) y si llega el crecimiento lo será a largo plazo y no a las tasas que hemos conocido. El mundo después del 'crash'. «El largo plazo es una guía confusa para la coyuntura. En el largo plazo estamos todos muertos. Los economistas se plantean una tarea demasiado fácil, y demasiado inútil, si en cada tormenta lo único que nos dicen es que cuando pasa el temporal el océano está otra vez tranquilo» (John Maynard Keynes).

Conclusión: piensa lo que quieras sobre un futuro que nadie conoce porque depende de una infinidad de factores, pero no confíes en una pronta recuperación económica si con ello quieres expresar que no pasa nada, que no hay porque preocuparse o que no hay que cambiar la forma de hacer las cosas. Mejor que la recuperación te pille habiendo hecho los deberes que confiando en que serás salvado cuando suba la marea. Piensa que en tiempos de crisis sistémica la semana próxima es largo plazo.


6. Sólo podemos confiar en hacer hoy las cosas que tocan en tiempos de crisis: austeridad, productividad y eficiencia. Que no te confundan: España es la octava potencia del mundo [por volumen de PIB], es cierto, pero lo que no te cuentan es que España es de las últimas en productividad [PIB/horas trabajadas]. Proudfoot Global Productivity Report 2008. Decide en qué ranking deseas estar.

Conclusión: mientras no sepamos hacer más/mejores cosas [de valor añadido] en menos tiempo [productividad], nos tocará hacer más/mejores cosas [de valor añadido] con más tiempo [menos productividad].


7. El mercado, la ciudadanía no va a tolerar que le traslademos nuestra ineficiencia y despilfarro. Se terminó la cultura de la ineficiencia y el despilfarro subvencionado por los clientes o por los ciudadanos. Y esto vale tanto para el sector público como para el privado. Ahora más que nunca toca una fuerte dosis de austeridad, productividad y eficiencia. Ahora más que nunca el cliente, el ciudadano sí es el rey. «Cuando baja la marea, se puede ver quien estaba desnudo y quien no» (Warren Buffet).

Conclusión: supervivencia con eficiencia, prioridad número uno. Aportar valor añadido y autenticidad, siempre. Todo lo demás no tiene importancia. El despilfarro prohibido. Observa que hablo de eficiencia, no de eficacia: recuerda que matar moscas a cañonazos es eficaz, pero no eficiente. Eficiente es quien logra un resultado eficaz [un efecto deseado] con el mínimo de recursos posibles.


8. Las políticas de “low-cost” [productos y servicios a bajo coste] van a ser una tendencia poderosa en los próximos años. La crisis lanza a las marcas 'low cost'. Esta tendencia entronca con lo afirmado anteriormente: son tiempos de máxima adaptación e innovación. Adaptación para adecuar la estructura productiva y de costes a los tiempos que corren. Innovación para incrementar la productividad, la eficiencia y la mejora continua a todos los procesos. Pero, cuidado, “low-cost” no significa bajar el precio de lo que el mercado no quiere. Si tu producto o servicio ha perdido atractivo o no encuentra demanda, olvídate de bajar el precio: alinéate con la demanda, sé creativo, innova.

Conclusión: aprendamos lo que esta tendencia significa y apliquémonos el cuento. Si además puedes diferenciarte mejor.


9. Es el momento del aprovechamiento máximo de todas las oportunidades, capacidades y recursos: despilfarro cero de recursos y creatividad infinita. Incluso si estás parado, que eso no te sirva de excusa para no tener inquietudes: tener tiempo disponible es un poderoso activo para invertir en formación y en orientación para dar un impulso a tu desarrollo personal y profesional. No hay límites para el aprendizaje. Recuerda que todos somos inversores: todos decidimos en qué invertimos nuestro tiempo. Y si no estás parado no hay nada más peligroso en estos tiempos que el “absentismo emocional” tan practicado por una gran mayoría bajo la coartada de que así se pasa desapercibido y es más fácil “conservar el empleo”, cuando lo que ocurre es que la falta de compromiso emocional termina “parando” la capacidad de innovación y creatividad de las empresas con el consiguiente riesgo de “pérdida de empleo” para todos.

Conclusión: cuando los manuales, guías y recetas que aprendimos no sirven para salir de este atolladero hay que echar mano de todas las ideas. «Los problemas significativos a los que nos enfrentamos no pueden resolverse en el mismo nivel de pensamiento en el que estos problemas se desarrollan» (Albert Einstein). Cuantas más y heterodoxas mejor. “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo” (Walt Disney). No hay que tener miedo a innovar: entramos en territorio inexplorado. O en palabras de Thomas Friedman [La Tierra es plana], lo que toca ahora es “Invent, baby, invent!” [inventa, cariño, inventa] y no “Drill, baby, drill!” [perfora, cariño, perfora: lema de la política energética del candidato John McCain].


10. Vender optimismo en este contexto de crisis puede ser una obligación para los políticos. Podemos llegar a pensar que “allá arriba” hay gente muy inteligente pensando en cómo resolver el lío en el que nos han/hemos metido y en consecuencia no hay que hacer nada porque desde “allá arriba” nos darán una solución precocinada. Es una opción. Por el contrario están los que pensamos que aunque pensemos globalmente que el sistema sigue su curso sin nuestro con-curso, nuestra responsabilidad individual es actuar localmente. “Hoy existe un lapso de tiempo durante el cual cada uno de nosotros tiene la posibilidad de influenciar el futuro a través de su acción individual” (Immanuel Wallerstein). Es el momento de recordar que en la milenaria cultura china, esa palabra que tanto se repite y nos asusta, “crisis”, en chino tiene una doble acepción: Wēi Jī (crisis) significa “peligro” (Wēi) y “oportunidad” (Jī). Decide a qué significado le otorgas más atención. «Tanto si piensa que puede, como si piensa que no puede, está usted en lo cierto» (Henry Ford).

Conclusión: para los que no somos políticos ni profesionales del optimismo ingenuo, trabajar duro con inteligencia y compromiso hoy es nuestra sonrisa de mañana.


Notas

[1] No pretendo con esto “demonizar” el crédito. Entiendo perfectamente que el crédito es una potente palanca para fomentar el desarrollo [por ejemplo los “microcréditos” desarrollados por el economista y premio Nobel Muhammad Yunus]. La cuestión de fondo es ¿cuánto crédito sobre crédito es tolerable para el sistema?, ¿qué cantidad de deuda es sostenible para que un sistema financiero no colapse?, ¿cuánto PIB se sostiene en realidad sobre una burbuja de crédito?.


28 comentarios:

Ignacio dijo...

Sin discutir, ni enmendar la plana: pero tu analizas de lo grande a lo pequeño; el sistema entero ha caido, pero no el sistema financiero: estamos mirando una piel amarilla y tratándola por dermatología, en vez de ir al hígado.
Es una crisis del sistema, pero no de lo grande a lo pequeño, sino al reves: las personaas nos hemos degradado, hemos consentido la degradación, hemos alentado subsumido y asumido la estupidez como forma, y eso ha conllevado lo demás: el sistema se muere de su entropía, pero encuentras en todas partes la base: la codicia, la ira....la estupidez y la cosmética como forma social y de gobierno ¿quieres ejemplos? no te hacen falta.
Es un planteamiento antiguo, pero demasiado válido: principios, aferrarse a la solidez de la tradición, y vendran por sí mismas las soluciones. no necesitamos soluciones sino principios; no necesitamos que nos ahormen sino libertad....es una crisis de degradación total de toda la rama sopcial y personal, y yo, el primero.

Es una trampa caer en analizar una crisis como solo financiera: al fondo estamos las personas, y ahí es donde hemos fallado, por duro que nos resulte.

JOAKO dijo...

Has condensado en tan solo diez puntos aspectos que rastreo en muchos blogs económicos, ¡Enhorabuena!, no publicas mucho, pero eres "eficiente", cumples lo que predicas, eso por si solo ya es mucho.
A mi me gustaría ser un optimista, y optar por pensar en la evolución como salida a la crisis, pero solo me sale ser pesimista y es la revolución aquello que creo que es el camino del futuro, pero ojo, con un colapso previo, realmente creo que si es una "V" todo seguirá igual, si es una "U" habrá evolución (mucha o poca pero evolución), pero,¡AY!, si es una "L", entonces solo nos queda el camino de la revolución, y en las revoluciones siempre sufren los mismos.
Un placer leerle

R.Morata dijo...

Para una parte de economistas, la crisis es sistematica, porque afecta a todo el sistema, crisis alimentaria, financiera-economica,energertica y ambiental.

R.Morata dijo...

Ademas como bien indica Ignacio con factores de degradacion humana,empleo la misma palabra, para ser mas suave preferiria emplear la palabra estupidez, por no repasar la historia economica y conocer que los sistemas tienen un limite, la expansión con dinero barato provoca esta euforia que acaba en inflacion,y en recesion mundial.(como indicaron Hayek-Mises)

R.Morata dijo...

Hayek, indico que "las inyeciones de dinero barato son como el alcohol en el resacoso, alargar la diversion pero la resaca es aun mayor" la moneda se acaba "envileciendo" comparado con otras inversiones,primero hizo disparar el precio de las acciones. En el 2005, el anterior presidente de la FED, Volker,advirtio de los desequilibrios que esta politica ec. provocaba (intereses bajos,consumo excesivo=mas deficit comercial,apalancamiento excesivo)
sus palabras eran "se esta patinando sobre una de hielo cada vez mas delgado"

R.Morata dijo...

....se esta creando una situacion de riesgo,que compara con los patinadores de hielo "solo que es un hielo cada vez mas delgado". Despues se entra en riesgo sistemico, porque los bancos utilizan el mismo modelo para administrar su cartera de inversiones, se llega a un punto que la indicacion es vender, y todos lo bancos venden al mismo tiempo determinados valores.Los bancos se deben desapalancar, para restablecer s valores de solvencia, y como lo hacen al mismo tiempo se deprecian el valor de los activos. En el caso de Esp los excesos de deuda para financiar el boum en la construccion, provoca que ahora de cada 100 euros que el B.central les presta, 50 al dia siguiente se debe retornar a BC para pagar deuda, 30 seguramente seran para colocar hipotecas a clientes para que compren los pisos que se deben quedar por impagos y provision morosos, 10 para consumo y 10 para industria....

R.Morata dijo...

La complejidad de la crisis es porque se apalancaron de relaciones 15:1 hasta 100:1. A nivel mundial se paso de un 10 % sobre el PIB mundial a una relacion de 50 % sobre PIB. Los "papeles" financieros son 20 veces mayor que los intercambios superiores de papel moneda por productos relaes.

Anónimo dijo...

En resumen si estos intercambios financieros, se calculaba hace dos años que era 20 veces mayores que los que se dedican a intercambios de productos reales,cuando lees que a dia de hoy que aun no saben que falta por contabilizar como toxico,sabes que aun no se ha tocado fondo. Ademas esta situacion puede provocar que un 50 % de las empresas que dependian del capital riesgo, tengan que cerrar... Esta magnitud de la crisis nos convence de que las viejas teorias ,las anteriores soluciones ya estan caducas. Los escenarios que estan sobre la mesa son de una deflacion, y despues como fabricaran mas papeles,en una hiperinflacion. Este miedo puede hacer subir el precio del oro mas y mas.En todo caso los escenarios del sr.Becerra hasta ver la evolucion entre 6 a 2 años son por ahora muy catastrofistas. Se debera seguir estudiando nuevos modelos porque el sistema debe de reformarse. Condicionado a que USA puedan colocar deuda,pero si los chinos ahora prefieren el oro....

Anónimo dijo...

Muy interesante tu reflexón. Muy global. Mucho más completa que la de consagrados economistas.

Francamente estoy de acuerdo con la crisis sistémica del sistema y de su colapso. Esto me recuerda a la espiral acumulativa de Myrdal, un economista que en los años 70, descubrió que los países pobres cada vez eran más pobres relativamente en relacion a los países ricos, de tal forma que se puede concluir: Que la pobreza crea pobreza y la riqueza crea riqueza de forma sistémica ó endógena.

Como bien dices la única forma de romper esa espiral, sería dotar al sistema de nuevas variables, de nuevas recetas, basadas en los nuevos paradigmas que estamos viviendo.

Aquí se manifiesta como muy importante la creatividad i la innovación Schumpeteriana, para salir a nivel micro ó incluso macro de la espiral.

Por tanto: aceptación de la realidad, y tomar las medidas necesarias, olvidándose de las viejas recetas para aumentar la competitividad y productividad.

Que los políticos y ciudadanos dejemos de tirar-nos las culpas unos a otros.
Que los políticos no piensen en pepetuarse en el poder para colocar a los suyos y que se pongan a trabajar en: conseguir un liderazgo eficaz que permita hacernos más competitivos, porque amigo Monzó nuestro país (con 44 mllones de habitantes) ha desruido la mismna cantidad de empleo que Estados Unidos e Inglaterra juntos (con 300 millones de habitantes).

Que se tomen las políticas adecuadas, aunque sean políticamente incorrectas, metiénndole mano a la ineficacia.

Imaginación, comunicación y liderazgo al poder.

J3SU2 dijo...

Brillante como siempre Sr. Monzó

Anónimo dijo...

El tema clave, NO son las subprime, en ESP, son los activos tóxicos inmobiliarios…….

La banca española seguramente propondrá al gobierno que le compre estos activos tóxicos (crear un fondo inmobiliario) porque que con la subasta de compra de activos y de avales no es suficiente. Los bancos ven debilitada su solvencia al tener que quedarse las promociones, el suelo y dejar de cobrar los créditos concedidos.

De 2002 a 2008 (en sólo seis años), la cifra de crédito concedido por entidades financieras españolas ha pasado de 701.000 millones de euros a más de 1,838 billones de euros, es un incremento del 161%. Ademas el 70% de ese incremento se dedicó a financiar el ladrillo, pues el crédito inmobiliario pasó de 347.000 millones a 1,1 billones de euros creciendo, por tanto, un 219%.

El resultado de esta expansión vertiginosa del crédito ha sido una pérdida de solvencia del sector financiero español, mas la creación de una burbuja inmobiliaria y una especialización enfocada a un sector. Tambien hay actuaciones malvadas de ciertos empresarios de la construcción que montaron una bola, con contabilidades creativas.(R)

R.Morata dijo...

Paul Volcker, indica que los bancos de Usa e inglaterra, estan casi en quiebra, los fondos que logran captar los utilizan para tratar de salvar sus balances, bien tapando la pérdida de valor, bien huyendo hacia adelante adquiriendo nuevos activos.

El multiplicador monetario de la economía norteamericana es negativo, no proporcionan sangre al sistema.

JOAKO dijo...

Perdón Ramón, ¿que es un multiplicador monetarío?

R.Morata dijo...

Es la diferencia entre la base monetaria y la oferta monetaria, explicada por el proceso de creación de dinero dentro del sistema bancario. Si el mutiplicador es negativo los impulsos economicos no se trasladan correctamenete a la economia real.La actual crisis ha aumentado la relación efectivo depósitos, porque hay mas desconfianza en el sistema financiero, también se han incrementado los activos de caja, por precaución ante el aumento futuro de la tasa de mora y para poder hacer frente a los vencimientos de deuda futuros se restringe el préstamo y aumentan sus activos de caja. Por tanto el multiplicador monetario ha descendido, si la disminución del multiplicador es mayor que el aumento de la base monetaria efectuada por los bancos centrales, la cantidad de dinero en circulacion es menor.

.En el caso de Japon fue debido a problemas en la oferta y en la demanda de creditos. (podemos relacionarlo con la buena explicacion del sr.Monzo, del peligro de pasar de la contraccion del credito a la contraccion de creditos demandados para la inversion)
Siento que la explicacion sea tecnica, en este enlace esta mejor explicado:
http://www.eumed.net/cursecon/12/12-2.htm

JOAKO dijo...

Gracias Ramón, otro concepto economico entendido gracias a vosotros, otra pieza en el puzzle.Me he puesto en favoritos esta pequeña guia basica económica.En el documental que te recomendé "Dinero es deuda" aparece este concepto, pero tratado algo demagogicamente, con lo cual exagerado como si de una práctica pseudo-mafiosa se tratase.
Gracias sr. Monzó por dar soporte a estas "clases on line".

R.Morata dijo...

Un dato importante: la deuda de USa en el 29 era de un 300 % de su PIB, actualmente, cuando aun no se ha tocado fondo, es del 358 %de su PIB.
J.Stigliltz, cree que el acicate, es que el dolar se derrumbre del todo y de forma rapida.
Personalmente todas las opciones rapidas, las ideas catastrofistas, me parecen arriesgadas, seria mas conveniente la creacion de un think thank, con personas de todos los ambitos que debarieran las posibles soluciones bajo un enfoque sistemico.

R.Morata dijo...

La canciller alemana, Angela Merkel, cree que la clave para solucionar la crisis financiera y económica mundial pasa por instaurar a nivel global la economía social de mercado, un modelo nacido en Alemania que debe convertirse en su "mejor producto de exportación".

La economía social de mercado es la forma más humana de gestionar una economía. (no confudir con economia del bienestar)

Fue una de la claves para que Alemania fuese otra vez la segunda economia mundial despues de la II GM.

R.Morata dijo...

Stiglitz propone, siguiendo a Keynes,(bancor) la adopción como divisa fuerte para las transacciones internacionales, de una nueva modalidad de moneda fiduciaria.
La comunidad internacional puede proporcionar el tipo de liquidez que Keynes imaginó en forma de Derechos Especiales de Giro (DEG), una especie de moneda internacional que actualmente se permite crear al FMI. Stiglitz habla del dólar global, que a diferencia de los DEG se podrían crear todos los años (no de forma episódica) y conceder mayoritariamente a los países más necesitados. Cada país contribuiría con una cantidad al fondo de reserva global y, al mismo tiempo, el fondo de reserva global emitiría dólares globales de valor equivalente al dinero recibido para que cada país lo guardase en sus reservas.

En época de crisis, ese país podría cambiar sus dólares globales por dólares o euros. Calculando el PBI global en 40 billones de dólares, las emisiones anuales tendrían un valor aproximado de 200.000 millones de dólares (5 % del PBI). Con esos fondos se podría afrontar la financiación de los bienes públicos globales: la sanidad, la protección del medio ambiente, la reducción de la pobreza en el mundo. Esos fondos se podrían distribuir a través de las instituciones internacionales, eliminando la condicionalidad del pasado, o a través de “fondos especiales de inversión” de nueva creación bajo auspicio de las Naciones Unidas

Anónimo dijo...

Sin tener conocimientos en profundidad de economia, por lo que yo desde una vision probablemente simplista he percibido todo el rato es, primero esta claro que el fallo es sistemico, pero claro si miramos los beneficios obtenidos por los principales bancos españoles en el 2008, claramente reflejan que muchos activos toxicos no tienen. Lo unico que estan haciendo ahora mismo es cuidarse las espaldas, pero liquidez tienen eso esta claro.
Por otro lado otro punto, y sigo hablando de España, ha sido que los bancos han alentado la avaricia, nadie se ha conformado con ganar lo justo para seguir generando negocio. Como se ha visto hace poco, hay demanda de viviendas, pero ahora quien compra, como he dicho anteriormente, no se puede vender una casa que puede tener de coste 90000 Euros en 300.000 Euros. Era necesario ganar mucho en poco tiempo, y para eso esta claro que entregando dinero sin pensar en el futuro siempre es jugar a la ruleta rusa, y por desgracia nos ha dado de lleno el tiro. Manteniendo precios razonables, se hubiera podido mantener el negocio inmobiliario.
La burbuja no estaba solo en la parte inmobiliaria, aunque era la que mas se notaba, ya que si ibas a realizar la compra, podiamos ver que productos que no tenian nada que ver con la construccion tenian un precio muy elevado. Yo que he vivido de cerca la agricultura puedo dar fe, de la diferencia abismal entre lo pagado al agricultor y por lo que lo compramos en cualquier tienda o centro comercial, estamos en el mismo punto que lo anterior, la avaricia rompe el saco. Pronto probablemente tengamos deflaccion, ya que no hay dinero para consumir, no hay demanda y mucha oferta, demasiada creo yo.
Por otro lado seguimos tenemos unos politicos bastante pobres, solo piensan en obtener votos, y no en resolver problemas, incluso a veces creandolos sin que existieran. Un caso claro son los horarios en las empresas, solo tenemos que hacer un muestreo sencillo por Europa, y ver cuantas empresas trabajan por encima de las 5 de la tarde.
En España es imposible generar negocios para familias, por ejemplo, ya que serian negocios de fin de semana. Como bien decias en el articulo, no es necesario muchas horas para hacer algo bueno, eso no es productividad. Pero claro cuando tienes una jornada laboral tan amplia, y ademas las empresas, te piden mas implicacion ampliando el tiempo de dedicacion, al final logicamente la gente no se implica.
Probablemente esta crisis sirva para que mucha gente tenga que esforzarse mucho mas en su puesto de trabajo, aumentando la productividad. O podria darse el caso contrario, que el pesimismo se adueñe de todo, y la gente todavia se esfuerce menos en hacer las cosas, ya que si no ve futuro, puede llevarlo todavia mas abajo.

Bueno son pequeñas reflexiones, que por supuesto no van a resolver esta crisis.

Un saludo Pepe.
Jesus Campuzano.

Anónimo dijo...

Jesus, ya veremos el asunto de la liquidez, de momento el B.S.retrasa unos años las devoluciones del fondo fallido.Lo que falla es la informacion asimetrica,(Arkelof-Spence-Stiglitz) dan señales contradictorias, por un lado compran otros bancos, o bien abren mas sucursales, o montan una zona de dedificios corporativos y despues los venden y pasan a alquiler. Como decia el premio nobel Spencer, la emision de señales, es para "vender" una posicion superior a la real, de esta forma generar confianza. Estamos pasando de la opacidad, de la informacion reservada-confidencial como ventaja competitiva, que genera desaconfianza (ver como estaba hasta hace poco el inerbancario)a emitir unas señales, veremos quien se las cree y quien no se las ceee.

R.Morata dijo...

La emisión de señales (signalling de M.Spence,1973) En este trabajo demuestra como los agentes en un mercado pueden usar la señalización para contrarrestar la selección adversa.El problema es cuando la crisis acaba desenmascarando estas falsas señales.....estamos viendo muchos casos y mas que veremos.

Anónimo dijo...

“...No creo que la solución global al Mundo Global sea el recorte masivo de sueldos, que es lo que pregonan algunos augures en los últimos años. No, no es esa la solución, porque considero que estamos inmersos en una Crisis Sistémica, una Crisis de Sobreproducción: sobran coches, televisiones, móviles, radios...No hay capacidad de absorción, salvo que sea gratis, con créditos que nunca se van a pagar y que, como se ha visto, ha puesto al Sistema Financiero Mundial contra las cuerdas. La ambición por la ambición, el más por el más, hasta que todo ha estallado...”

“...Tampoco considero que la nacionalización bancaria sea la panacea, aunque admito que en coyunturas como las actuales puede ser una decisión adecuada. Pero ¿quién controlará ahora al controlador, quién nombrará al gestor cuando ningún Gobierno ni estamento ha sido capaz de aventurar la que nos ha caído encima? Estoy a favor de la libertad de mercado, que sea el Mercado el que lama y cure sus heridas, que es lo que ha pasado siempre. Pero hoy me preocupa la rapidez, la celeridad, el encadenamiento súbito de sucesos...”

“...Creo, en fin, que el Proteccionismo se impondrá, que el mundo encogerá. Todos seremos más pobres...”

Leído en un blog.

Anónimo dijo...

La verdad es que no tiengo mucha idea de economía, pero creo que esta situación (como bien habéis dicho creada por nuestra estupidez, codicia...) sólo servirá para más represión y para dominarnos más. Entre otras muchas cosas que ya habéis citado anteriormente.

Anónimo dijo...

Sr.Monzo, según un articulo de hoy en LV, el economista sr.Barro de Columbia indica un 20 % de posibilidad del escenario 4(Depresión) y en el escenario 5 (los CDS,el mercado de los swaps, indica que la confianza de seguridad total en el dolar, de un riesgo 0 % a un riesgo del 4 %) Mi curiosidad me hace buscar como calculan de forma econometrica ese 20 %.me lo imagino, pero me gustaría tener los datos y un ordenador potente....

R.Morata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
R.Morata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
R.Morata dijo...

Sr.Jose, dos enlaces,http://www.ritholtz.com/blog/2009/03/long-term-outlook-slow-growth-and-deflation/

When jobs disappear
http://www.economist.com/displayStory.cfm?story_id=13278217&source=hptextfeature
saludos, ramon

R.Morata dijo...

Sr,Jose.
Estoy comentando en mi blog, el libro del sr.Urrutia disponible on line.El Capitalismo que viene . J.Urrutia
Estos enfoques teóricos novedosos relacionados con la Economía de la Información, la Revolución de las Expectativas, la Teoría de Incentivos, la Teoría del Optimo Subsidiario y con los planteamientos evolutivos y de dinámica social. El objetivo general de El Capitalismo que viene es explorar el impacto que sobre el comportamiento del homo economicus, sobre las instituciones básicas del sistema (propiedad privada, empresa, mercado y Estado) y sobre su funcionamiento general vayan a tener la globalización, la importancia creciente del conocimiento y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
http://juan.urrutiaelejalde.org/capitalismo/primigenia.html
saludos, Ramon